QUIENES SOMOS

El Museo de la Imprenta y la Obra Gráfica fue creado en el año 1986 por iniciativa del impresor Ricardo Vicent y con la colaboración de Gonzalo Sales, de la centenaria casa de grabados Farinetti, de José Huguet, propietario del Archivo Gráfico Valenciano y de numerosos impresores que cedieron sus antiguas máquinas.
 
El Padre Devesa, Prior del Monasterio del Puig, cedió parte del Monasterio para su instalación y se fundó como Museo privado en noviembre de 1986, inaugurándose oficialmente como tal por el Presidente de la Generalidad Valenciana Joan Lerma el 30 de noviembre de 1987.
 
Desde entonces una intensa actividad ha caracterizado su funcionamiento. El Comité Ejecutivo del Senado se reúne con regularidad y se ocupa de llevar a término los acuerdos adoptados en las Asambleas Generales que se organizan en Capítulos Ordinarios, que son los que se celebran en el Puig y los Extraordinarios que se celebran en otras poblaciones.
 
En 2004 comenzaron las gestiones para donar el Museo a la Generalidad Valenciana, que finalmente culminaron en contrato de 29 de junio de 2006 lo que se concretó en su remodelación y finalmente reinauguración en el año 2008. Ello permitió conocer las normas a seguir en el futuro y se decidió la creación de la Asociación del Senado del Museo, la que está legalizada como corresponde.
 
El “Senado del Museo de la Imprenta” se creó siguiendo el modelo del Museo Gutenberg y agrupa a personalidades destacadas relacionadas con el mundo de la imprenta. Es una asociación cultural sin ánimo de lucro creada en el año 2008, cuyos fines son:

 

◊ Fomentar la conservación, a través del estudio, la investigación, la promoción y la difusión del Museo de la Imprenta así como de otros espacios relacionados con las Artes Gráficas y con sus valores antropológicos, históricos, sociales y artísticos.

 

◊ Velar por la salvaguarda de todos los materiales, objetos físicos, artísticos y documentales relacionados con el arte de la Imprenta, así como poder adquirir bienes a través de compra, donación, préstamo, herencia o cualquier otro título admitido en derecho.

 

Además de los miles de escolares, profesionales, grupos de empresa y personas anónimas que han disfrutado del Museo, son numerosas las personalidades que lo han visitado desde ministros a alcaldes de Maguncia, o pintores como Ráfols Casamada, Tápies, Salvador Soria, Ximo Michavila y otros que han sido nombrados Senadores y han ofrecido obra gráfica al Museo.